Top 5 libros que me emocionaron

Imagino que esta lista es muy subjetiva y que cada no recuerda ciertos libros con especial cariño. Lo curioso es que, por norma general, los libros que la gente recuerda como los que más le emocionaron, siempre suelen coincidir. Sin embargo, cada vez que nombro uno de estos libros, nadie los conoce.

Por ello, me decido a hacer esta lista de los cinco libros que más me emocionaron -entendiendo emocionar por llorar. Espero que conozcáis alguno (Uno de ellos seguro que sí, estoy seguro) y sino, que os animéis a leerlos.

1- Martes con mi viejo profesor, Mitch Albom.

Sinopsis: Un libro sencillo e intenso que encierra profundas verdades. Conversaciones entre Mitch y su antiguo profesor de la universidad todos los martes. Una historia real para un libro de culto. El libro que ha cambiado la vida a millones de personas.

La verdad es que para lo buen libro que es, tiene una sinopsis horrorosa. Escritores, ya sabéis como no hacer la vuestra.

Martes con mi viejo profesor narra las conversaciones entre un profesor -aunque para mí es también un maestro de la vida, que no son sinónimos- y su alumno incluso después de que ambos acabaran su carrera académica. Y diréis, pues así visto, no tiene ni chicha ni limoná. Y es cierto, la trama no tendría fuerza sino fuera porque el profesor, está enfermo de ELA y su cuerpo se va degenerando capítulo a capítulo, dejándonos en cada visita de su alumno, lecciones de vida que solo alguien que mira a los ojos a la muerte puede atreverse a dar.

La novela es apasionante desde el minuto uno -o como yo diría, de pelitos de punta. Y es que, sin querer entrar en spoilers, es un manual de vida, de felicidad. Conversaciones que nos enseñan a vivir página tras página casi al punto de convertirse en un libro de auto-ayuda pero sin tantas mentiras ni psicología de oferta en el mercadillo.

¿Por qué me emocionó?

El final. Típico, pensaréis. Sí, pero es que el autor desarrolla y describe tan bien la enfermedad que es que consigues vivir la muerte -fíjate qué ironía.

2- La soledad de los números primos, Paolo Giordano.

Sinopsis: En una clase de primer curso Mattia había estudiado que entre los números primos hay algunos aún más especiales. Los matemáticos los llaman números primos gemelos: son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad.» 

Y aquí tenéis una muy buena sinopsis. Así, sí, Paolo.

Pues ya está dicho. La novela nos cuenta la vida de dos niños -niño y niña- que, sin hacer spoiler, sufren un episodio fortuito -muy fortuito, muchísimo, ambos- que les deja marcadas sus vidas. Vidas que, como los números primos gemelos, por muy cerca que parezca que estén, nunca, pase lo que pase, llegaran a unirse.

Una novela que habla de soledad, pero de soledad de la mala, de la que no se elige. Y no una soledad de desamor, no, una soledad amarga, sin sabor, de vidas grises. Una soledad de la que no pueden salir y que, cuanto más mayores se hacen, mayor se hace -como los números primos, cuanto mayores los números, más lejanos los unos de los otros.

¿Qué me emocionó?

Sobre todo el punto de inflexión que cada uno tiene en su vida. Pero también sus problemas de integración y sus ansias de querer y ser queridos.

3- Querido John

Sinopsis: John Tyree, es un un muchacho rebelde que vive en Carolina del Norte. Después de pasar una infancia complicada sin madre y con un padre obsesionado con la numismática decide alistarse en el ejército para poder huir de su pueblo y de su disfuncional familia. Sin embargo, en uno de los permisos que se le conceden, volverá a su ciudad natal y allí conocerá a Savannah. Ella es su completo opuesto: una brillante estudiante, pasa el verano construyendo casas para los sin techo. Los dos jóvenes se enamoran perdidamente y cuando John tiene que reincorporarse a filas deciden esperar a que él pueda licenciarse de su carrera militar para poder emprender un proyecto de vida juntos. Las visitas de John a Savannah se suceden y en ellas el amor que sienten el uno por el otro no hará más que aumentar. John conseguirá además, con la ayuda Savannah, descubrir el porqué del alejamiento de su padre y reconciliarse con él. A pesar de todo esto, algo que excede a su control sucede: los cruentos atentados del 11 de septiembre que sumen al país en la alerta roja militar. John tendrá entonces que tomar la decisión más difícil de su vida, la de optar entre el amor a una mujer y el amor a su país.

Otro ejemplo de una mala sinopsis. Demasiado larga y con muchos spoilers. Yo recuerdo que empecé a leerlo sin leer la sinopsis y para mí fue toda una sorpresa cuando en la propia novela sucede el atentado de las torres gemelas. Que ya en la sinopsis te lo adelanten y te digan que al padre de John le ocurre algo… me parece una manera muy gratuita de desvelar cosas de la trama que bien podrían sumar misterio a la misma.

En fin, yendo a la novela. Una gran historia de la que hicieron una pésima película llena de saltos temporales, actores sosos -excepto el padre de John, quiero recordar- que no volvería a ver posiblemente nunca -digo posiblemente porque cuando a mi novia le da por una película…

¿Qué me emocionó?

El caso es que esta novela casi todo el mundo la recuerda por la historia de amor entre ellos y por la ya mítica escena de: Los días de luna llena mira a la luna y así sabremos que estemos donde estemos ambos estaremos mirando hacia el mismo bla,bla,bla. Sin embargo, lo que a mí verdaderamente me gusta de esta novela otros dos -o tres- aspectos:

El trío John, padre y Savannah (Que por cierto, la chica es morena en la novela y rubia en la película) porque al principio el padre nos parece un tipo solitario, que pasa de su hijo tal vez, pero que ella nos demuestra que lo que realmente le ocurre es que está enfermo (no digo la enfermedad para no hacer spoiler)

Otro aspecto que no sé muy bien cómo contar sin hacer spoiler, es que Savannah tiene un amigo -muy especial-  que enferma y del que tiene que cuidar por encima de lo que sus sentimientos le dicten.

Y el final, que es epiquísimo, un final de novela -nunca mejor dicho-, para nada comparable al de su adaptación para largometraje. Un final que colocó esta historia en el puesto número tres de esta lista.


Y me quedan dos novelas más pero que me alargarían demasiado el post y vosotros, gentes ocupadas, seguramente ni leerían o simplemente pasarían a ver un texto de tal envergadura y de autor desconocido como es mi caso. Así que me tomo la libertad de dejar las dos novelas que me quedan para completar este Top Five para un próximo post.

No obstante os dejo los títulos…

Que no, que sino le quito misterio.

Venga, a pasarlo bien y si os vais a portal mal que no os vean.

¡Besos con sabor a Tigretón!

 

 

3 comentarios en “Top 5 libros que me emocionaron

  1. aubescrit dijo:

    No conozco a ninguno de los otros autores, excepto a Nicholas Sparks. Te recomiendo mucho que leas Un paseo para recordar y El mensaje en la botella y Noches en Rodante!! ¡Oro puro!, el mensaje en la botella ha sido el único libro que me ha hecho llorar! Un saludo desde México 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *