El poder de la sutileza

___________________

A veces no hace falta decir nada. Desde El Poder de la Lectura mostramos nuestro desacuerdo con el camino que la literatura romántica-erótica ha tomado en los últimos años. Creemos que el auge de este tipo de literatura no ha hecho sino desvirtuar el sexo, separándolo fríamente del amor, encorsetándolo en escenas burdas y a veces desagradables para los lectores. Parece que se nos ha olvidado que el mejor sexo es aquel que se practica con amor.

Por eso, os deseamos una muy buena tarde y os dejamos con esta maravillosa escena de El último samurai. Una escena cargada de tensión sexual que nos demuestra que para ser sensual no necesitamos ser bordes.

 

Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *