Tira, pero afloja.

¿Sabéis estas veces que alguien que pensáis que es importante de repente hace algo “mal”, y os molesta?

O incluso hace algo que duele.

Pues pasar por situaciones así me ha hecho darme cuenta de que la vida es un tira y afloja. Las relaciones, las amistades, incluso en las familias. Hay momentos en los que hay que aflojar, dejar que otros tiren, dar. Dar está muy bien; por lo menos a mí me lo parece. Hacer las cosas y ver la satisfacción en los demás. No significa que vayas a dedicar tu vida a hacer feliz a los demás siempre, pero por lo menos a mí me produce satisfacción propia ver que de vez en cuando saco una sonrisa, alivio el día duro de alguien, o distraigo a quien está demasiado estresado.

Pero hay momentos en los que tienes que tirar. Hay momentos en los que tú tienes que ser tú. Hacer las cosas para ti, sin pensar en los demás, porque si te paras a pensar en otros, te rompes.

Sin embargo hay que tener cuidado con los tirones, porque si tiras demasiado fuerte, demasiado rápido, puede suceder que la cuerda (y con la cuerda me refiero a la relación) se rompa.

Y la verdad es que están bien los dos. Por lo menos en mi opinión. Sólo tienes que saber cuándo tirar, y cuándo aflojar.

Sólo tienes que encontrar el equilibrio.

 

Si quieres hacer saber tu opinión sobre algún texto o reflexión, o necesitas consejo, o simplemente quieres contactar, puedes hacerlo mediante el email: elpodelec@gmail.com

También puedes hacerlo por instagram: @elpoderdelalectura o por Facebook: El poder de la lectura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s